escribió sobre Quinoa

Avenida Pardo y Aliaga 664

Esta onda de comida orgánica en Lima cada vez va creciendo más, y es algo que me gusta bastante, ya que prefiero cuidar mi cuerpo alimentándolo saludablemente.
Es por eso que me llamó la atención este restaurante con propuestas súper sanas y nutritivas: desde bowls protéicos de quinua, hasta pastas integrales y smoothies post-deporte.
Nos ofrece una amplia variedad de platos y bebidas -ensaladas y wraps, sándwiches, pasteles, quiches, lasagnas, desayunos, postres, dulces, jugos y smoothies- llenas de nutrientes, perfectas para cualquier hora del día, además de un servicio BYOC (Be Your Own Cook) con el que puedes crear tu propio plato de ensalada/wrap/quinua/fideos integrales o tu propio smoothie.
El precio es bastante aceptable. Nada caro para ser un restaurante orgánico.
Ayer almorcé ahí con una persona más y en total, hasta comprando un keke para llevar cada uno -todos los postres son hechos con harina integral y panela-, la cuenta nos salió 68 soles. Nada mal.
Probé la ensalada 'La Beduína' y el bowl de quinua 'El Protéico'. Ambos deliciosos, sobre todo la ensalada: lechuga orgánica, zanahoria rallada, espinaca, pollo, hummus, mix de quinuas y unas cuatro galletas -creo que- de quinua.
Lo que más me encanta es que, a pesar de que te sirvan un montón en el plato, no te sientes pesado.
Recomiendo este sitio a todos: es una buena opción saludable y deliciosa.
También ofrecen algunos productos en la caja, pero no llegué a probarlos.
Uno puede ir y pedir su smoothie para llevar, tipo Starbucks. Lo máximo.
Lo único que no me gustó mucho fue la atención conforme fue pasando la hora. Quinoa está en un sitio perfecto para empresarios y oficinistas, entonces, entre la 1.30-2.30, el sitio se llena, y los meseros al parecer no tienen la experiencia suficiente como para manejar todo. Llegan a demorarse.
Recomiendo no ir en hora punta.